SPAIN AIKIKAI SINCE 1967
Aikikai de Espa帽a (ACAE)

por Shu KITAURA Shihan 6潞 Dan AIKIKAI
Director de ACAE | 漏2022

Asociaci贸n Cultural Aikikai de Espa帽a

El Aikido es un arte marcial japone虂s fundado por Morihei Ueshiba en el siglo XX, contempora虂neo a la fundacio虂n del Judo. Fue introducido en Espan虄a en el an虄o 1967 de la mano de Yasunari Kitaura, 8潞 Dan, Shihan, disci虂pulo directo del fundador, delegado oficial de Aikikai en Espan虄a y fundador de la Asociacio虂n Cultural Aikikai Espan虄a (ACAE) y del Dojo Ametsuchi de Madrid.

El Aikido propone una solucio虂n alternativa al resto de artes marciales a la hora de resolver los conflictos. En lugar de basarse en bloqueos y esquivas que suelen conducir a golpes agresivos, propone caminos de armonizacio虂n e integracio虂n. Este planteamiento resulta ma虂s complicado de realizar dado que, en contraste con el planteamiento convencional, basado en destruir dina虂micas, trata de construir una dina虂mica unificada de los oponentes. De esta manera el Aikido logra trascender al arte marcial resultando en una teori虂a del movimiento que se puede resumir en la traduccio虂n de su propio nombre: 鈥渆l me虂todo (鈥渃amino鈥: Do) de unificar (鈥渁rmonizar鈥: Ai) flujos dina虂micos (鈥渇lujos energe虂ticos鈥: Ki).

Desde un punto de vista ideal, el Aikido recorre los caminos donde se conserva la energi虂a total de los oponentes, algo que a veces se entiende de forma simplificada como aprovechar la energi虂a del contrario. Esto implica que el Aikido consiste en la construccio虂n de procesos dina虂micos donde la disipacio虂n de la energi虂a se minimiza y por tanto los choques violentos desaparecen o quedan reducidos a su mi虂nima expresio虂n.

De esta manera la confrontacio虂n inicial pasa a consistir en una u虂nica dina虂mica controlada por el defensor sin dan虄ar al atacante. Resulta lo虂gico comprobar que si el defensor trata de dan虄ar al oponente, pasa a ser un atacante ma虂s y por tanto, el oponente (o atacante inicial) puede aplicar el mismo principio del Aikido para lograr el control dina虂mico.

Este argumento solo queda invalidado cuando uno de los oponentes falla en la unificacio虂n dina虂mica. El Aikido rehu虂ye estas disputas de lucha basadas en el fallo del contrario incluyendo fintas, engan虄os y cambios repentinos de la guardia y por tanto carece de competicio虂n.

En contraste, se basa en el control de la distancia y la identificacio虂n de los flujos dina虂micos para integrarlos. Es por todo esto que se considera que el Aikido es un arte particularmente noble y se conoce como el arte marcial de la paz.

Desde un punto de vista neurocient铆fico el Aikido trata de expandir el espacio peripersonal hasta englobar a todo el entorno incluyendo los oponentes potenciales en lo que se conoce en el argot neurocient铆fico como la encarnacio虂n de herramientas.

En este contexto las herramientas dejan de ser objetos inertes y pasan a ser sistemas complejos vivos como puedan constituirlos un conjunto de oponentes.

El origen de este arte marcial proviene de una situacio虂n particularmente asime虂trica en la que el atacante esta虂 armado con una espada katana desenfundada y el defensor o bien carece de armas o tiene su espada au虂n enfundada.

Es en este contexto en el cual se comprueba que los bloqueos o las esquivas carecen de sentido, dado que los primeros pueden fracasar de forma drama虂tica en evitar ser atravesados por la katana y los segundos solo aplazan un problema, empeora虂ndolo generalmente, al tener la persona armada un radio de alcance mayor y ma虂s letal.

La katana tambie虂n es el origen unificador que define una direccio虂n al movimiento y une los brazos y el resto del cuerpo en un u虂nico flujo. Surge, por tanto, como solucio虂n, la integracio虂n armo虂nica, de forma parado虂jica, en un origen particularmente sangriento.

El Aikido esta虂 basado en te虂cnicas evolucionadas a partir de bases previas tomadas del Ju-Jutsu, Ken-Jutsu y So-Jutsu entre otras, en las que el fundador Morihei Ueshiba ha inferido un principio comu虂n a un conjunto de experiencias de combate centenarias si no milenarias.

Nuestra li虂nea de Aikido, desarrollada por el Maestro Yasunari Kitaura, aplica el estudio del Aikido como teori虂a del movimiento en una serie extensa de ejercicios pra虂cticos en los que comprobamos en cada ocasio虂n el grado en el que logramos cumplir con su principio fundamental: 鈥漞l me虂todo de unificar flujos dina虂micos鈥.

La pra虂ctica del Aikido resulta, de forma natural, un ejercicio saludable y estimulante para el cuerpo y para la mente, dado que se realizan movimientos armo虂nicos y se buscan resoluciones de conflictos no basadas en la agresividad en un ambiente paci虂fico.

Adema虂s, promueve un ejercicio mental en el que se han de visualizar los movimientos de forma extracorpo虂rea desarrollando la empat铆a al situar mentalmente tu propio ser en los nu虂cleos que suponen las fuentes de los flujos dina虂micos del oponente, lo cual permite la anticipacio虂n adecuada a los movimientos.